¿Cómo evitar robos a mi cuenta bancaria? – ¡Asegura tu dinero!

 

¿Crees que tu cuenta bancaria está a salvo de ladrones y hackers? Yo no lo creo… Internet puede ser un lugar sombrío y algo inseguro.

Para evitar robos y hackeos a tu cuenta bancaria debes estar muy atento(a) y conocer las trampas que utilizan los delincuentes para acceder a tu información bancaria.

Por esta razón, hoy te enseñaremos a reconocer las trampas, estafas y engaños más usados por los ladrones para robar dinero en internet.

Además, te daremos unos consejos para aumentar la seguridad de tu cuenta y te diremos qué debes hacer para evitar desfalcos de este tipo.

¡No te despegues!

enlaces patrocinados

¿Cuáles son las estafas más usadas para robar cuentas de banco?

Lo primordial es que conozcas cuáles son las estrategias que usan los malhechores para acceder a tu cuenta bancaria. Aquí te explicamos las 4 estafas más comunes.

1.  La “llamada del banco”

Este tipo de artimaña consiste en que los estafadores recopilan bastante información sobre ti. Buscan datos como qué banco usas, en qué ciudad vives, tu edad y demás información personal.

Luego te llaman diciendo que es de parte del banco ¡Tú banco! Te envuelven creando alguna historia (por lo general relacionada con un problema con tu cuenta bancaria) y buscan asustarte.

Una vez que te notan lo suficientemente preocupado por el asunto, te dicen que para solucionarlo debes darles algunos datos.

enlaces patrocinados

Por lo general suelen pedirte el usuario y la contraseña secreta de tu cuenta bancaria o incluso información de tus tarjetas.

Esta estafa parece muy evidente y fácil de identificar. Pero si los ladrones son lo suficientemente astutos, podrían engañar a más de un desprevenido.

La razón es sencilla, en algunos casos se documentan tan bien sobre ti que realmente pareciera que la llamada viene desde el banco, pues te mencionan datos que solo el banco podría tener.

Imagen de mohamed Hassan en Pixabay

2.  El sitio web falso

Este es uno de los engaños más difíciles de detectar. Debes afinar muy bien tu vista y mantener siempre esa pizca de desconfianza para evitar caer en esta trampa, la cual es tan famosa que hasta tiene su propio nombre: “phising”.

Lo que hacen los hackers es enviarte un correo electrónico o un mensaje ofreciendo algún descuento, rebaja, premio o cualquier oferta “irresistible”, con un link hacia un sitio web.

Cuando ingresas parece completamente normal. Pero en realidad es una copia del sitio web de tu banco, en donde te piden “iniciar sesión” para que digites tus credenciales y ellos las puedan robar.

Una vez que inicias sesión, ellos se quedan con tus datos bancarios y proceden a acceder a tu cuenta para robar el dinero.

3.  El correo electrónico del banco

Este tipo de engaño es similar al de la llamada del banco. Simplemente te envían un correo haciéndose pasar por el banco, informándote de un supuesto error o problema.

enlaces patrocinados

Y te dicen que para solucionarlo debes enviarles algunos datos, entre los que se encuentran el usuario y contraseña de tu cuenta bancaria… Qué conveniente ¿No crees?

Si envías tus datos bancarios, les estás abriendo las puertas de par en par hacia tu dinero.

4.  Los malwares (virus)

Existen muchos tipos de virus que pueden infectar tu computadora o teléfono. Algunos pueden dañar el dispositivo, otros simplemente son molestos.

Pero hay un grupo de virus en específico que son muy peligrosos porque roban información.

Entre esa información que roban pueden haber archivos importantes como documentos, contraseñas de acceso o, peor aún, información bancaria.

Este tipo de virus que roban información bancaria son creados por mafias cibernéticas y se propagan en internet a través de sitios web maliciosos.

Normalmente estos archivos infectados son camuflados como archivos descargables en sitios web de piratería, pornografía, entre otros.

Por eso, siempre es importante asegurarte de que los sitios web que visitas son seguros. Puedes constatarlo observando la barra de URL. En la parte izquierda verás un candado; si ese candado está cerrado entonces la web es segura. Si está abierto y con el fondo en rojo, entonces la web podría ser fraudulenta.

¿Qué hacer para evitar robos y hackeos a tu cuenta bancaria?

A continuación te dejaremos una serie de datos y recomendaciones que te serán de gran utilidad para evitar ser víctima de los atacantes cibernéticos especializados en hackeos de cuentas bancarias.

  • Nunca suministres información bancaria por mensajes, llamadas o correos: Prácticamente ninguna entidad bancaria seria te solicitará ese tipo de información por estos medios.
  • Siempre revisa la dirección de correo del remitente: Si te llegan correos de tu banco, revisa cuál es la dirección que lo envía. Compárala con otros correos que has recibido de tu banco y, si no coinciden, probablemente sea una estafa.
  • Usa vías de comunicación alternas: Si tienes dudas, comunícate con tu banco por otros medios autorizados o ve personalmente hasta sus oficinas.
  • No abras links que vengan en correos o mensajes: Si tu banco tiene una promoción especial o algo así, entonces de seguro lo mostrará en su sitio web oficial. Así que, antes de abrir un link cualquiera, mejor ve directamente a la web oficial de la entidad bancaria a consultar.
  • Lee cuidadosamente todas las URL: Si eres arriesgado(a) y decides abrir algún link, debes leer cuidadosamente la URL y comprar esta con la URL del sitio web oficial del banco.
  • Evita los sitios web inseguros: Si Google te alerta de que el sitio web en el que estás no es seguro, entonces será mejor que salgas de allí. De lo contrario, te arriesgas a adquirir virus que roben tu información bancaria.
  • No hagas clic en ventanas emergentes: Cuando estés en un sitio web y te salgan ventanas emergentes con ofertas, advertencias o lo que sea, no hagas clic en ellas, podrían ser malwares.
  • Crea una contraseña segura para tu cuenta bancaria.

Siguiendo estas recomendaciones, podrás reducir mucho las probabilidades de sufrir robos y hackeos a tu cuenta bancaria.

¡Pero no te despistes! Mantente siempre atento y desconfiado, porque constantemente los ladrones cibernéticos están ingeniándose nuevas formas de hacerte caer…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *